Jueves, 17 septiembre 2015

¡¡¡GASOL TOREA A FRANCIA!!! 40 PUNTOS Y 11 REBOTES ESPANA 80 – FRANCIA 75
¡¡¡Gasol torea a Francia!!!

40 puntos del pívot valen una final y el billete para los Juegos de Rïo
Los franceses forzaron la prórroga con un gran triple de Batum
Sergio Rodríguez y Sergio Llull, también decisivos en el tiempo extra
LUCAS SÁEZ BRAVOLille
@Lucas_ELMUNDO

PAU 1Serían milagros si no los hubiera obrado ya antes el dios Gasol, si esta España que él comanda no hubiera demostrado que nunca vislumbra demasiado altas las barreras, que, cuanto más imposible se antoja la misión, más temible se convierte su amenaza. Son héroes. No fue suficiente toda Francia empujando, 27.000 gargantas silenciadas en el Pierre Mauroy como hace un año el Palacio se quedó petrificado ante el inesperado puñal de este dignísimo rival. Es el dulce sabor de la venganza que anoche le tocó experimentar a esta selección, ya parte de la leyenda, esta vez por su conmovedor ejercicio de superación en un Eurobasket en el que derriba gigantes a base de corazón. El domingo será oro o plata, en cualquier caso ya con todos los honores. [Narración y estadísticas (80-75)]No es sencillo fluir en semejante ambiente. A España le costó un mundo presentarse en la batalla, sobrepasada momentáneamente por el escenario. No es que le traicionara la concentración, pero sí el acierto. Iba a ser así toda la noche. Los seis primeros triples estuvieron lanzados, casi todos, tras haber trabajado la jugada, paciencia y buenos pases, pero se salían del mismo aro para desesperación de la selección. Pese a todo, logró mantener la calma, mejor cuando emergió Sergio Rodríguez. Benditas sus manos que encontraron a Pau Gasol, y su tacto para atinar, al fin, con el triple que enterraba los nervios, justo sobre la bocina del primer acto.El problema del reboteEra el comandante el Chacho, valeroso, descarado, como si sólo jugueteara en una pista callejera. Pero más fundamental fue la aparición defensiva de Claver y Felipe Reyes desde el banquillo, triunfantes en la batalla de las segundas unidades. Ellos equilibraron la balanza, pese a que algunas canastas de Gelabale hirieran por su dificultad, por ser logradas casi sobre la bocina, con los dedos del defensor a un palmo. La intensidad era inaguantable, pero España no se arredró. Un triple de Rudy, incluso, dio ventaja a los de Scariolo (32-31, min. 18), corajudos, haciendo dudar al local. Habían llegado al ecuador con mucha vida y eso que hacían falta más tipos que se sumaran a la labor ofensiva, sobre todo que despertara un Mirotic anulado.
pauLos jugadores de Scariolo festejan su pase a la final L.S.B.
El problema estaba en el rebote ofensivo. Es una proeza sobrevivir con semejantes apuros bajo aros, Francia constantemente con una segunda oportunidad. También aparecieron ahí los nervios con los árbitros, permisivos por momentos, con lo que eso supone de desconcierto. El partido no era bonito, pero el ardor compensaba. Algunos, como Mirotic, pese a un triple a la vuelta de vestuarios, no conseguían adaptarse a tanta exigencia. España, que durante este Eurobasket ha completado un máster en sufrimiento, empezaba a no poder resistir más. Era demasiado el ritmo francés, tocados por la varita del acierto. Fueron dos lanzamientos exteriores de Lauvergne, el triple a tabla, los que dispararon a los galos (40-51, min. 28). Gigantesco amor propioNo aparecía el click que cambiara el ritmo mientras España se ahogaba. Aun así este grupo, con el amor propio gigantesco, estaba lejos de rendirse. Y eso que seguía negado desde el perímetro, Pau como único recurso en ataque, pero qué recurso. Imparable para Gobert y Lauvergne, que sólo podían refugiarse en las faltas. La selección emergió con un parcial (10-0) que enmudeció toda Francia, con un rotundo mate, un tapón y una canasta de Gasol (62-61, min. 38). Había más, pero no suerte. Una penetración de Sergio Rodríguez pareció definitiva (66-63) a falta de 16,6 segundos, aunque brutal fue la respuesta en forma de triple de Batum, sin tiempo siquiera para hacerle falta. La última posesión debía ser para Pau y así fue, pero Gobert le taponó para conducir el duelo a la prórroga. Ahí no se pitan las faltas.Es imposible sufrir más. Pero España volvió a hacer el imposible en la prórroga. Y eso que a falta de 1:25 marchaba tres abajo, seis puntos finales de Pau, como un monumento al baloncesto, a su figura legendaria, divina. Para lograr una de las gestas más impresionantes de su carrera. 40 puntos que le acercan a Dios.

Comentar la noticia

SPOT BAR RESTAURANTE LES CAPSADES ARROCES CHOCHINILLO ANGUILAS AL ALL I PEBRE MARISCO PESCADO TORRADA DE CARNE - JN PRODUCCIONES. http://www.jntv.es/wp-admin/post.php?post=17026&action=edit