Martes, 15 enero 2013

Ganador de siete Tours de Francia

Armstrong confiesa que se dopó y amenaza con tirar de la manta

Lance Armstrong, durante el Tour Down Under de 2011. | AfpLance Armstrong, durante el Tour Down Under de 2011. | Afp
  • Una fuente anónima asegura que el ex ciclista ha admitido en el programa de Oprah Winfrey haberse dopado durante su carrera deportiva
  • La entrevista será emitida en la madrugada del jueves al viernes (03.00 en España) y podrá verse en Discovery Max

Eduardo Suárez (Corresponsal EL MUNDO) | Nueva York

La confesión no se emitirá en España hasta la madrugada del viernes. Pero Lance Armstrong admitió este lunes por primera vez que recurrió a sustancias prohibidas para cincelar su palmarés. Así lo reconoció a la agencia AP una persona que estuvo presente en su entrevista con la presentadora Oprah Winfrey, que durante años colaboró con el ciclista en su cruzada contra el cáncer y que ahora se ha prestado a ejercer como anfitriona de sus confidencias.

La entrevista se emitirá este jueves en Estados Unidos en el canal OWN en horario de máxima audiencia. En España se podrá ver a partir de las tres de la madrugada del viernes en el canal Discovery Max.

Por ahora no ha trascendido el alcance de la confesión de Armstrong. Pero los expertos advierten que se trata del primer paso de una campaña del ciclista para lavar su imagen y poder volver un día a la alta competición.

El diario ‘The New York Times’ desvelaba este lunes que el tejano no tiene pensado testificar contra sus colegas en el pelotón pero sí contra varios responsables de la Unión Ciclista Internacional (UCI) y quizá también contra algunos propietarios del equipo con el que ganó seis de sus siete títulos en París.

A lo primero habría accedido Armstrong para reducir la sanción de por vida que le impuso la agencia antidopaje de Estados Unidos y que le impide competir en las pruebas atléticas en las que el ciclista había empezado a participar en los últimos años. Lo segundo tiene que ver con la demanda presentada para recuperar el presupuesto del equipo US Postal, en cuyo patrocinio se invirtieron unos 30 millones de dólares del contribuyente.

Armstrong podría apuntar contra quienes han dirigido la UCI en los últimos años: Hein Verbruggen (1991-2005) y Pat McQuaid (2005), sobre quienes siempre ha planeado la sospecha de haber encubierto los manejos del deportista de Austin. Al ciclista lo acompañó una decena de personas durante la entrevista, que se grabó este lunes en un hotel de la localidad tejana de Austin. Allí estaban los abogados Tim Herman y Sean Breen y el agente Bill Stapleton, que ha representado al ciclista desde el inicio de su carrera. A la llegada no tuvieron que sortear el acoso de los periodistas, apostados desde hace días a las puertas de la mansión de Armstrong, donde Winfrey había insinuado que grabaría la entrevista.

«Acabo de terminar con Lance Armstrong. Más de dos horas y media», escribió la presentadora en su cuenta de Twitter unos minutos después de la grabación. El ciclista había advertido a través de distintos medios que se sentía preparado y que no había puesto condiciones a la conversación. «Le dije que preguntara lo que quisiera y que respondería sus preguntas de un modo directo, sincero y honrado», decía el ciclista el sábado en un mensaje enviado a un periodista estadounidense.

La confesión se emitirá este jueves en OWN: el canal temático de la presentadora estadounidense. Pero sus productores se han embarcado en una estrategia comprensible para potenciar su impacto en todo el mundo. Así cabe explicar la presencia de Winfrey este martes en el programa matutino de CBS y los detalles que empiezan a filtrarse sobre la entrevista.

Disculpas a Livestrong

Unos minutos antes de someterse a las preguntas de su anfitriona, Armstrong hizo una breve escala en la sede de Livestrong: la fundación contra el cáncer que fundó en 1997 después de sufrir un tumor en un testículo que estuvo a punto de retirarse del ciclismo de elite. Según varios testigos, el tejano se disculpó en un discurso que duró unos 20 minutos y que pronunció delante de unas 100 personas.

Quienes presenciaron la escena dicen que hubo lágrimas en las mejillas de algunos de los empleados y que el ciclista no reconoció haber recurrido a sustancias prohibidas. Armstrong pidió perdón por decepcionar a quienes trabajan en la fundación y prometió luchar por restituir su reputación en los próximos años. No hubo preguntas incómodas durante su intervención, que concluyó con unas palabras sobre el valor sentimental de Livestrong y sobre la relación especial que le une con sus empleados.

La liebre de la confesión de Armstrong la levantó a principios de enero la periodista Juliet Macur, que adelantó en las páginas del ‘New York Times’ que el ciclista sopesaba admitir que había consumido sustancias prohibidas para acelerar su rehabilitación y retomar su carrera como triatleta.

Sancionado de por vida

Armstrong fue sancionado de por vida y despojado de sus siete títulos del Tour de Francia por la agencia antidopaje después de renunciar a defenderse. La sanción fue refrendada por la Unión Ciclista Internacional (UCI) y desencadenó su salida del consejo de su fundación y el abandono de sus patrocinadores. La empresa deportiva Nike anunció que borraría su nombre del complejo deportivo que construyó junto a su sede central y las donaciones a Livestrong empezaron a resentirse.

Los expertos recuerdan que cualquier confesión podría tener implicaciones judiciales. Armstrong tiene pendiente una demanda civil que le acusa de haber malgastado hasta 30 millones de dólares del contribuyente en el patrocinio del equipo US Postal, propiedad del Gobierno federal estadounidense.

Por ahora, el único demandante es el ciclista Floyd Landis, que ha emprendido una cruzada contra el dopaje después de ser desposeído de su triunfo en el Tour de 2006. Pero la entrada del Departamento de Justicia en la demanda podría complicar el horizonte jurídico de Armstrong y los expertos aseguran que si el tejano confiesa es porque las autoridades le ofrecen a cambio algún grado de inmunidad.

El ciclista de Austin tiene otras dos cuentas pendientes con la Justicia. La primera es una demanda del dominical británico «The Sunday Times», que aspira a recibir un millón y medio de dólares a modo de indemnización. Sus responsables se vieron obligados a abonar al ciclista un tercio de esa cifra después de que su periodista David Walsh desvelara detalles sobre su dopaje.

La segunda demanda que afronta Armstrong la ha presentado la aseguradora deportiva SCA, que se comprometió a pagar a Armstrong una prima de unos cuatro millones de euros si ganaba su séptimo Tour. Al publicar el periodista Walsh el libro «L. A. Confidentiel» (2004), SCA le retiró la prima al ciclista pero éste demandó a sus responsables y les obligó a pagarle una indemnización de unos seis millones de euros. Ahora la empresa quiere la revancha y exige más de 10 millones por daños y perjuicios.

Oprah, suave

Quienes conocen a Oprah anticipan que el interrogatorio no será un tercer grado sino una conversación amable. Al fin y al cabo, la presentadora posó en 2004 junto a Armstrong con la pulsera amarilla de su fundación y fue muy suave al ejercer como anfitriona de la confesión de la dopada Marion Jones hace seis años. «Mi gran preocupación es que la maniobra le funcione», decía recientemente Andy Shen, responsable del blog NYVelocity y una de las personas cuyas revelaciones han desenmascarado al ciclista de Austin. «Armstrong se las arreglará para convencer a una audiencia que no sabe demasiado del deporte de que lo único que hizo fue engañar a una banda de mentirosos y que de todos modos ganó el mejor del pelotón. Pero eso no es cierto».

Las dudas han llevado al ciclista a poner un empeño especial en subrayar la independencia de la presentadora en los prolegómenos de su confesión. «Yo creo que Oprah comprende la presión de esta entrevista», explicó este fin de semana por escrito a la periodista Macur. «Ella es inteligente y ha visto que la gente no se fía de que vaya a hacer una entrevista en profundidad. Yo le he asegurado que quiero que indague en sus preguntas y que responderé abiertamente. De verdad que lo estoy deseando».

Comentar la noticia

SPOT BAR RESTAURANTE LES CAPSADES ARROCES CHOCHINILLO ANGUILAS AL ALL I PEBRE MARISCO PESCADO TORRADA DE CARNE - JN PRODUCCIONES. http://www.jntv.es/wp-admin/post.php?post=17026&action=edit