Jueves, 25 octubre 2012

El Madrid estuvo a punto de jugar el Campeonato de Cataluña

Por Miguel Ángel Lara

MARCA

[foto de la noticia]

A mediados de octubre de 1936, Madrid se preparaba para defenderse del asalto de la tropas sublevadas contra la República. El 27 de septiembre, tras liberar el Alcazar, Franco había marcado a la capital en su mapa. El asedio de una ciudad, Madrid, que resistió desde entonces y hasta abril de 1939, se iniciaría el 7 de noviembre, cuando la capital de España respondió al ataque rebelde y a la huída de su Gobierno a Valencia con una defensa heroica que duraría más de dos años.

En ese escenario, la actividad deportiva en Madrid se había detenido. El Madrid FC, campeón de Copa a finales de junio al derrotar al Barça en Mestalla, buscaba fórmulas para seguir jugando. Su técnico, Paco Brú, comprobó que casi toda su plantilla seguía en la capital después del 18 de julio. Sólo a tres jugadores el levantamiento les sorprendió de vacaciones en zonas dominadas por los rebeldes: Quincoces (Vitoria), Eugenio (Tolosa) y Leoncito (Sevilla). Al margen, Ricardo Zamora, buscado por las milicias por ser colaborador del católico diario ‘Ya’.

A Brú se le ocurrió que el Madrid podía jugar la Liga Catalana después de que el 3 de octubre la Federación Española anunciara de manera oficial la suspensión de la Liga. En Cataluña el fútbol seguía vivo, su campeonato era más potente que el que se organizaba en la zona de Levante y los desplazamientos más económicos. Así, tras el visto bueno del club y de los jugadores con los que pudo contactar, Brú cruzó una España en llamas para llegar a Barcelona y negociar la participación del Madrid en el torneo catalán. Se instaló en la costa, en Masnou, donde encontró una enorme chalet en el que alojar a sus jugadores si había acuerdo.

En Cataluña el fútbol seguía vivo, su campeonato era más potente que el que se organizaba en la zona de Levante y los desplazamientos más económicos

El domingo 11 de octubre, el técnico blanco estuvo en el campo del Español viendo su partido con el Granollers. Las dos primeras puertas a las que llamó fueron las del Barcelona y el equipo perico, con los que hasta se llegó a hablar de la cesión de sus campos para que el Madrid jugara como local, con Montjuïc, inaugurado en 1929, como alternativa. La propuesta tuvo una excelente acogida. El optimismo de los primeros contactos hizo que a la sede del Madrid llegara un telegrama de Brú para que se fuera preparando el viaje a Barcelona, se avisara a Ciriaco e Ipi, que estaban en Bilbao, y para acelerar las cesiones del meta Pacheco (Athtletic de Madrid) y Valcarce (delantero del Nacional).

Los equipos catalanes acogieron con entusiasmo la propuesta, pero detrás había más que fútbol. La noche del 13 de octubre, Brú se presentó en la sede de la Federación Catalana, en la Vía Laietana. Todos los clubes acogieron la propuesta con buenos ojos, pero el representante del Barça, el señor Rosendo Calvet, pidió tiempo para presentar la propuesta a su directiva. Se habló de un modelo de competición que no acabara con un campeón de Cataluña que no fuera catalán. Así, los partidos del Madrid podrían encajarse en el calendario, pero sin puntuar. Los partidos que el Madrid jugara fuera de Barcelona (Girona, Sabadell, Granollers y Badalona) serían siempre en campo del rival para que tuviera taquilla doble y no gastara en viajes a la Ciudad Condal. Las partes se citaron al sábado siguiente.

La fecha fijada para iniciar el campeonato era el 25 de octubre. Avanzaban los días y el acuerdo no llegaba. Todos miraban al Barcelona como el club que se mostraba más reacio. La propuesta del Madrid, que a nivel deportivo había tenido una excelente acogida, no era bien vista por los políticos más cercanos a la idea de una Cataluña separada de España.

El miércoles 22 de octubre, aún sin confirmación oficial, el ‘no’ se daba por hecho. Un desolado Paco Brú se encontró en un café de la calle Aribau con un redacto de El Mundo Deportivo y le explicó, sin citarlo, que sólo un club había impedido el acuerdo, el Barcelona. Las reticencias de los equipos del campeonato de Primera B, sobre todo la Unió Esportiva Sans, cuyo campo estaba cerca de Les Corts, las había solventado el Madrid con una subvención de 2.000 pesetas y quedarse con la taquilla de sus partidos.

El señor Eroles, presidente de la Federación Catalana, esgrimió la queja de los equipos de Primera B y que ésta se presentaría por escrito. Sin embargo, esos clubes (Europa, Sant Andreu, Terrassa, Sans, Vich, Martinec, Júpiter y Horta) negaron saber nada de ese escrito ni de la negativa. Los jugadores del Barcelona se pusieron al lados de sus compañeros del Madrid y pidieron que se admitiera a los blancos por solidaridad y porque sería bueno deportiva y económicamente para la competición.

El sindicato de futbolistas profesional de Cataluña, con el republicano e independentista Martí Ventolrà a la cabeza (se exiliaría a México tras la Guerra Civil), amenazó con una huelga si no se admitía al Madrid en la competición después de la reunión que mantuvo en la noche del 22 de octubre. Ventolrà fue el que mantuvo la posición más dura y firme para que el Madrid pudiera competir.

[foto de la noticia]

El viernes 23 se publicaron partidos y árbitros de la primera jornada: Español-Sabadell (árbitro, Castarlenas); Girona-Badalona (Plana) y Granollers-Barcelona (Pérez). El Madrid no estaba. Las horas previas al inicio de la competición fueron de alta tensión por ‘lo del Madrid’. Los equipos de Primera B publicaron una nota, en catalán, negando que nadie les hubiera consultado, quejándose de que se pusiera como excusa y dejando claro que no tenían problema alguno para que Madrid jugara el Campeonato de Cataluña.

El comunicado del Sindicato de Futbolistas fue mucho más duro: “Queremos dejar bien sentado antes de entrar en más consideraciones que no permitiremos que nadie haga del fútbol banderas políticas o egoísmos personales sean las que sea su orientación”. La nota, dura en general, tiene partes en las que acusa a los directivos y políticos catalanes de falta de solidaridad con la República: “No podemos olvidar los deportistas catalanes, y mucho menos los profesionales del fútbol, que bajo la gloriosa bandera de las cuatro barras catalanas y con el nombre del malogrado José Sunyol, un batallón de deportistas madrileños ha demostrado sobradamente su compenetración y cariño a nuestra querida Cataluña”. Bajo la frase “esperemos no tener que adoptar medidas dolorosas” estaba la amenaza del paro. Esa misma noche se convocó una reunión de urgencia en la Federación Catalana, pero se aplazó hasta al lunes ante las presiones por todas partes.

El domingo 25 se inició el campeonato catalán (Granollers 1-Barcelona 3; Español 3-Sabadell 2 y Girona 4-Badalona 0). La reunión del lunes en la Federación Catalana con clubes (no asistió el Barcelona) y Sindicato de Jugadores no llegó a acuerdo alguno. La Federación hizo un comunicado recordando a los jugadores que el formato de la competición no era asunto suyo, que quería mantener la esencia del fútbol catalán y que de admitir al Madrid habría que hacerlo con todos los equipos no catalanes que no reclamase. Los jugadores, que estuvieron representados por Sánchez e Iñiesta, se reunieron al llegar sus compañeros con el comunicado.

El caso desembocó en una guerra de graves acusaciones entre la Federación y el Sindicato de Jugadores en la que los clubes se mantuvieron al margen. Con las partes estancadas (Federación y Barcelona en contra, Sindicato de Jugadores y resto de clubes a favor), la solución llegó desde Madrid. El martes 3 de noviembre, ante la gravedad de la situación que se vivía en la capital, los rumores de la marcha del gobierno y el frente cada vez más cerca de Madrid (Móstoles, Aranjuez y Navalcarnero eran escenarios de violentísimos combates), la directiva blanca y los jugadores comunicaron que su deber era permanecer en su ciudad en defensa de la República.

Comentar la noticia

SPOT BAR RESTAURANTE LES CAPSADES ARROCES CHOCHINILLO ANGUILAS AL ALL I PEBRE MARISCO PESCADO TORRADA DE CARNE - JN PRODUCCIONES. http://www.jntv.es/wp-admin/post.php?post=17026&action=edit