Miércoles, 20 julio 2011

‘CASO GÜRTEL’ | Un ‘sacrificio personal’ por Rajoy y el PP

Camps dimite como jefe del Consell

EL MUNDO.

  • Deja su cargo después de más de ocho años al frente del Gobierno valenciano
  • Dimite como ‘sacrificio personal’ para que Mariano Rajoy sea presidente
  • Dice que es ‘completamente inocente de las barbaridades que se han dicho’
  • ‘Allá los miserables que no han sabido ver un proyecto de futuro’
  • ‘No podrán demostrar nada porque no lo hay; estoy liberado para defenderme’

Iván Pérez | Francisco Álvarez | Valencia

CAMPS

El líder del PP valenciano, Francisco Camps, ha anunciado esta tarde su dimisión como presidente de la Generalitat Valenciana, después de que horas antes decidiera no acudir al juzgado para pagar la multa y asumir su culpabilidad en el ‘caso de los trajes’.

Un «sacrificio personal para que Mariano Rajoy sea el próximo presidente del Gobierno y el PP gobierne España», así ha argumentado Camps su decisión de abandonar el Ejecutivo valenciano. Una decisión «firme, personal y sentida», y un «sacrificio político y familiar» de un Francisco Camps que ha insistido en que es «completamente inocente de las barbaridades que se han dicho de mí».

En la misma línea, y en referencia a la trama corrupta que le ha salpicado a él y a parte de su partido, Camps aseguró que «no podrán demostrar nada porque no hay nada. Estoy liberado para defenderme donde corresponda de todas estas infamias e insidias», con lo que ha dado a entender que no admitirá su culpabilidad en la ‘causa de los trajes’, como este miércoles han hecho Campos y Betoret, y que irá a juicio para demostrar su pretendida inocencia.

Un proceso ‘brutal’ que es ‘falso’

El ya ex jefe del Consell defendió igualmente la inocencia de los otros tres imputados en la ‘causa de los trajes’, el ex vicepresidente del Consell, Víctor Campos, el ex secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, y el ex jefe de gabinete de la Conselleria de Turismo y actual jefe de Protocolo de la Diputación de Valencia, Rafael Betoret, y los situó, como en su caso, en el saco de las víctimas de un «absurdo proceso brutal que es falso». «Muchos bajarán la cabeza por las barbaridades que han ido contando durante estos dos años», añadió.

Camps dijo estar «harto de que no se hable de nuestra gente, nuestra cultura, nuestra industria, nuestro turismo y de la proyección y la grandeza de nuestra tierra» y envió un recado a sus detractores: «allá los miserables que no han sabido ver un proyecto de futuro».

Francisco Camps agradeció «las miles y miles y miles de muestras de apoyo y cercanía» que ha recibido tras ganar las recientes elecciones autonómicas y afirmó que se marcha «sin rencor ni dolor en el corazón, con menos de lo que vine». Camps defendió su condición de «muy honorable», que dijo haber llevado «con orgullo» y se despidió de la legión mediática sin aceptar preguntas, tónica predominante en los últimos tiempos.

Cambio de opinión

Camps ha cambiado de opinión poco antes de las 15 horas después de haber confirmado al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) que presentaría su escrito de conformidad, como han hecho este miércoles el ex vicepresidente del Consell Víctor Campos y el ex jefe de Gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret.

Camps deja el cargo al frente del Gobierno valenciano recién iniciada su tercera legislatura al frente del Ejecutivo autonómico y después de más de ocho años como presidente.

Acorralado por la sombra de ‘Gürtel’

La dimisión de Camps es el último capítulo de un serial que ha perseguido al jefe del Consell desde febrero de 2009. El día 19 de aquel mes apareció por primera vez su nombre vinculado a la trama destapada en Madrid. Una imputada aludía al pago de 30.000 euros en trajes para él. «Saldremos de esta», dijo el jefe del Consell.

Apenas un mes después, Garzón envió parte del caso Gürtel al TSJ de Valencia tras imputar a Camps, Costa, Campos y Betoret. El juez dijo que el presidente de la Comunidad Valenciana había recibido trajes por 12.783 euros pagados por la empresa Orange Market, regentada por Álvaro Pérez ‘El Bigotes’. «Claro que me pago mis trajes», sentenció Camps días después rodeado de toda la cúpula del PP.

Las grabaciones de la Policía acreditaron la relación de Camps con ‘El Bigotes’. La conversación del presidente valenciano llamando «amiguito del alma» al empresario y diciéndole aquello de «te quiero un huevo» han perseguido a Camps durante estos años.

Francisco Camps y el resto de imputados desfilaron por el TSJ en mayo de 2009 para declarar como imputados. El presidente aseguró que su ropa la pagó en efectivo con el dinero que le administra su mujer y que no tiene factura porque nunca la pide. «Llevo muchos años no pidiendo ni ticket ni factura cuando he pagado por ahí para que nadie crea que yo luego eso lo cargo a protocolo», explicó en su declaración.

El dirigente ‘popular’ consiguió el archivo de la causa en primera instancia por parte del TSJ, pero el Supremo lo reabrió en mayo del año pasado. Para entonces ya había caído Ricardo Costa, apartado de la secretaría general del partido y suspendido de militancia por Génova por su «actitud» ante las revelaciones del sumario.

El informe del juez revelaba que hasta ocho consellers, varios altos cargos y hasta los padres y suegros de Camps recibieron regalos de la trama.

Desde que el Supremo ordenó seguir investigando a Camps, toda la actualidad en torno al presidente circuló entre la bronca continua en las Cortes Valencianas y la irregular escenificación del apoyo de Rajoy a su barón. Camps ha peleado tanto por defender su inocencia como por sobrevivir al frente del PP valenciano. Lo segundo lo consiguió. Ganar las elecciones también.

Ahora, Camps ha cedido a la presión política, mediática y judicial y ha dejado su cargo, forzado en buena parte por la dirección nacional del partido, que instó al líder ‘popular’ a presentarse ante el TSJ y admitir su culpabilidad en la ‘causa de los trajes’ para evitar así el juicio. El temor de Mariano Rajoy, que podría estar cerca de la Presidencia del Gobierno según las encuestas, es que el juicio a Camps, Costa, Campos y Betoret tuviera lugar en plena campaña electoral.

LIBERTAD DIGITAL

se declara «completamente inocente»

Camps dimite

Se declara inocente y presenta su dimisión como un «sacrificio a España». Ante la prensa, ha hablado de una «decisión personal a favor» de su partido.

CA

LIBERTAD DIGITAL

El presidente del Gobierno valenciano, Francisco Camps, ha comparecido esta tarde en el Palacio de la Generalidad para anunciar su dimisión.

Camps ha anunciado que deja su cargo «completamente inocente» y ha subrayado que lo que pretende es no ser «un obstáculo» para que el presidente del PP, Mariano Rajoy, pueda ganar las elecciones.

Su decisión, ha insistido, la toma «a favor de su partido», el «PP de España», que «hoy es la esperanza para una nación desorientada», a favor de la Comunidad Valenciana –»estoy completamente harto de que cuando se hable de la comunidad no se hable de nuestra grandeza»- y a favor de España.

«Ofrezco mi sacrificio a España«, ha proclamado antes de manifestar que se marcha con «la conciencia tranquila y el deber cumplido» y que ha hecho realidad todos sus proyectos e ilusiones».

Camps ha arremetido contra el «sistema brutal» que ha llevado la «falsa» imputación de una investigación judicial de la que, según ha dicho, se demostrará su inconsistencia. La decisión, ha insistido, es «personal, firme y sentida«.

«No podrán demostrar nada porque no hay nada», ha insistido para cargar contra las «infamias y las insidias» que le han llevado a tomar esta decisión, y a marcharse de la Generalidad, ha dicho, «con el deber cumplido» y con «miles» de muestras de apoyo.

Auguró que «muchas personas tendrán que bajar la cabeza» por las «barbaries» dichas sobre él y sobre otras personas «que también están acusadas de infamias y de mentiras por el solo hecho de no poder ganarnos en las urnas nunca».

Camps, que no ha perdido la sonrisa en ningún momento, ha elogiado a la gente «excepcional» de su partido que «seguirá liderándolo» y ha manifestado que estará «siempre» a su servicio.

«Ya estoy liberado para defenderme en donde corresponda de estas infamias y de estas insidias», ha dicho. Ha añadido que se va «sin rencor», «sin ningún sentimiento negativo» y «sin ningún dolor en el corazón», porque no lo merecen, y «con menos de lo que vine».

La decisión se ha comunicado ya al presidente de las Cortes valencianas para que convoque un proceso de elección de nuevo president de la Generalidad. El Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV) ha convocado a la Junta Directiva Regional a las 19.30 horas de esta tarde.

La llamada de Rajoy y el paso atrás de Camps

Según ha podido saber Libertad Digital, Camps recibió sobre las 16 horas una llamada de Mariano Rajoy. Tras la conversación, decidió convocar a los medios.

Durante la mañana, se esperaba que el presidente valenciano compareciera en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana para aceptar su culpabilidad en la causa de los trajes y aceptar el pago de la multa más alta.

De hecho, a las 14 horas se recibió una llamada en el juzgado para solicitar que se abriera la puerta principal del Palacio de Justicia, puesto que el jefe del gobierno valenciano pensaba acudir en su vehículo oficial. Sin embargo, a la media hora el presidente daba marcha atrás y avisaba de que no se iba a presentar.

Quienes sí aparecieron por el juzgado fueron el exvicepresidente de la Generalidad valenciana, Víctor Campos, y el exjefe de gabinete de la Consejería de Turismo y actual jefe de protocolo de la Diputación de Valencia, Rafael Betoret, que aceptaron la acusación en la causa de los trajes y la pena más alta.

Para evitar el juicio como deseaba Génova era necesario que los cuatro imputados se declararan culpables.

Comentar la noticia

SPOT BAR RESTAURANTE LES CAPSADES ARROCES CHOCHINILLO ANGUILAS AL ALL I PEBRE MARISCO PESCADO TORRADA DE CARNE - JN PRODUCCIONES. http://www.jntv.es/wp-admin/post.php?post=17026&action=edit