Jueves, 23 diciembre 2010

CONTAMINACIÓN | En las costas de Tarragona

El vertido de Repsol en el Delta del Ebro cubre 1.900 hectáreas

Un barco de salvamento limpia el crudo vertido por la plataforma de Repsol frente al Delta del Ebro. | Foto: EfeUn barco de salvamento limpia el crudo vertido por la plataforma de Repsol frente al Delta del Ebro. | Foto: Efe

Pedro Cáceres. MUNDO | Madrid

El mar vuelve a teñirse de crudo por un fallo en una plataforma petrolífera. Pero esta vez no es en el Golfo de México, como ocurrió con el accidente de BP. En esta ocasión es bastante más cerca, justo enfrente del Delta del Ebro. Allí opera Repsol , que tiene desde los años 80 una plataforma de extracción de crudo, llamada la plataforma Casablanca.

No es un hecho muy conocido que que España produce petróleo. Es muy poco, apenas unos 2.000 barriles diarios. Pero producimos. Y lo hacemos en la plataforma costera de Tarragona, extrayéndolo de un yacimiento bajo el suelo marino, a 43 kilómetros de la costa de Tarragona.

Y es allí donde un accidente producido en la madrugada del miércoles 22 ocasionó el vertido de unos 180.000 litros de hidrocarburos. La compañía ha asumido que ha habido un fallo en sus instalaciones, pero explica que la fuga no se produjo por un fallo en la plataforma, sino en las válvulas y tuberías de conducción.

La mancha ya tiene una extensión de unas 1.900 hectáreas, es decir, como unas 200 veces el madrileño parque de El Retiro o unos 1.900 campos de juego como el del Santiago Bernabéu (que mide 110 x 90 metros).. Las aguas contaminadas han llegado a estar a 24 kilómetros del litoral, aunque según los últimos informes meteorológicos, los vientos y corrientes la están llevando mar adentro. Si fueran hacia tierra firme, podría afectar al Delta del Ebro, una zona de alto valor agrícola y biológico.

Investigación de la Fiscalía

La Fiscalía de Tarragona estudia abrir una investigación de oficio por el vertido de crudo.Según informa Efe, fuentes de la Fiscalía están recogiendo informes de Salvamento Marítimo para evaluar si pudo producirse un presunto delito contra el medio ambiente y se pudiera acusar a los responsables de Repsol de negligencia.

El accidente se produjo en la madrugada de día 22 durante las operaciones de puesta en funcionamiento de la plataforma Casablanca. La torre de extracción había estado parada unos días por operaciones de mantenimiento programadas. Fue entonces cuando se produjo un vertido de unos 180 metros cúbicos de hidrocarburo al mar.

A causa del accidente está activado desde las 12.30 horas del miércoles 22 el plan por contingencias marinas y Salvamento Marítimo. Una decena de medios trabajan en la zona para limpiarla, una tarea que se espera que esté finalizada el viernes 24, informa Efe.

La subdelegada del Gobierno en Tarragona, Teresa Pallarès, ha señalado que han abierto un expediente informativo por este suceso.

La plataforma Casablanca se inauguró en 1981. Se emplea para extraer petróleo de los campos submarinos conocidos como Casablanca, Boquerón, Rodaballo y Chipirón. Según Repsol, la producción es de unos 2.000 barriles al día. La plataforma Casablanca está conectada con la refinería de Repsol en Tarragona por un oleoducto de 43 kilómetros.

Nuevos pozos y más petróleo

Repsol lleva tiempo haciendo nuevas prospecciones en la zona y está estudiando la explotación de otros pozos. Recientemente acaba de anunciar el hallazgo de nuevos yacimientos. Los ha llamado Montazano D-5 y Lubina-1. Estima que el primero podría producir 3.800 barriles al día y el segundo 3.700 barriles al día. Esto supondría multiplicar por cuatro la capacidad de extracción en el área según explica la propia compañía.

Según Repsol, en los últimos tres años se han invertido cerca de 135 millones de euros en la preparación y perforación de estos pozos, a los que se sumarían, una vez aprobado su desarrollo, entre 55 y 60 millones de euros durante los próximos dos años.

Críticas ecologistas

Las organizaciones ecologistas han lamentado el accidente. Oceana afirma que que no es la única fuga ocurrida en la zona y recuerda las ocurridas en mayo y junio de 2009 en los campos de Lubina y Montanazo, cercanos a la plataforma de Casablanca. Además, alerta de que los vertidos se han producido en áreas de especial sensibilidad y riqueza biológica por su cercanía a numerosos espacios protegidos, valiosas zonas de pesca y áreas de importancia turística. Por ello, Oceana va a solicitar a la UE la prohibición de perforar nuevos pozos petrolíferos en el Mediterráneo y el establecimiento de fuertes medidas de control para aquellos ya existentes.

Ecologistas en Acción ve en el derrame «una prueba más de que los accidentes en este tipo de instalaciones son inevitables». La organización cree que el accidente es «una razón más para abandonar el petróleo».

Por su parte, Sara del Río, responsable de la Campaña de Contaminación de Greenpeace, publica en el blog de la organización el siguiente comentario: «En Repsol están tan convencidos de que todo vale, que hace sólo dos días declaraban en prensa que ya en verano querían estar explotando estos dos nuevos pozos, y eso que aún no cuentan con el visto bueno ambiental. Y no les importa que ya provocasen vertidos durante la prospección de estos dos pozos, que tengan directivos encausados por delito contra el medio ambiente, ni, por supuesto, que estos pozos impliquen un riesgo adicional que la tecnología actual no puede controlar, lo que ya se ha advertido desde instancias europeas».

Comentar la noticia

SPOT BAR RESTAURANTE LES CAPSADES ARROCES CHOCHINILLO ANGUILAS AL ALL I PEBRE MARISCO PESCADO TORRADA DE CARNE - JN PRODUCCIONES. http://www.jntv.es/wp-admin/post.php?post=17026&action=edit