Viernes, 6 agosto 2010

06 – 08 – 2010.

AUTOR: RAFAEL MARCOS SIMÓ.

La semana pasada no se publicó mi columna en el diariet. Curiosamente cuando todo eran elogios hacia el nuevo campo de fútbol, yo discrepaba algo en mi columna.
Decía que ni la directiva anterior ni la actual había tenido información sobre el proyecto del nuevo campo para poder dar su opinión o sugerencia. Las instalaciones son magnificas, muy por encima de las necesidades del fútbol local. Siempre he dicho, y mantengo, que podrá gustar más o menos, pero lo importante es que Vinaròs ya tiene unas instalaciones dignas, pero en mi modesta opinión con algunos fallos que con el paso del tiempo se irán subsanando. No entiendo como el flamante campo no dispone de un palco para autoridades ni de megafonía. Comentaba igualmente la necesidad de que el bus urbano prestará servicio los días de partido por la lejanía y vuelta que hay que dar para ir a pie, sobretodo la gente mayor.
Particularmente no me gusta la tribuna, ya que siempre he creído conveniente que el público tiene que estar pegado al terreno de juego, que los nuestros reciban el aliento y los visitantes y colegiados sientan la presión del público. Como dije, no pude asistir el día de puertas abiertas pero he tenido la oportunidad de entrar y ver el terreno de juego y vestuarios. Los de los equipos son enormes, los de los árbitros más justos, y me percate que no disponían de mesa y silla para redactar las actas de los partidos, pero esto no es problema. Luego me llamó la atención las torres de iluminación, creo que están mejor colocadas que las del campo anexo en la que se queda algo oscura la zona central, pero me di cuenta que cada torre tiene 6 focos y tienen capacidad para 16. Los banquillos que tienen las 8 plazas justas (5 suplentes, delegado, fisio y entrenador) están alejados del terreno y puede haber equipos que tengan encargado de material, segundo entrenador o incluso 2 entrenadores. El delegado de campo tendrá que sentarse en una silla entre ambos banquillos y si quiere resguardarse del frío o agua tendrá que esconderse en los vestuarios.
La prensa escrita no dispone de ubicación, ubicación que debería comunicar con la sala de prensa que existe y la sala de prensa a su vez con los vestuarios. Las posibles teles y radios se situaran entre el público, con las consiguientes molestias que puedan ocasionar. Las cámaras se tendrán que situar seguramente en la primera fila de tribuna.
El terreno de juego es efectivamente de lo mejor que existe hoy en día, eso si discrepo que habiendo ya tres campos de fútbol 7, se le pinten también las rayas. Supongo que esto viene porque desde el ayuntamiento se quiere que este campo sea utilizado por cuanto más gente mejor. Entre otras cosas viene a significar que el Vinaròs C.F. no tendrá la cesión o el usufructo como tenia con el Cervol. Esto quiere decir que llegará y el conserje le asignará un vestuario al equipo, no gestionará la cantina, no podrá instalar publicidad, y veremos si se arregla de algún modo, pero podría ser que incluso no podría cobrar entrada. Si finalmente es así, al tener que dejar la entrada libre, los socios se darían de baja al poder entrar gratis. Entonces si el club no tiene todos estos ingresos, apaga y vámonos. La sensación es como si jugáramos siempre como visitantes.
Con todo esto, sólo me queda recordar que mañana en Catí, a partir de las 6, se juega la final del Trofeo de L’Avella ante el Albocasser que consiguió empatar a 2 con los anfitriones.

Comments are closed.

SPOT BAR RESTAURANTE LES CAPSADES ARROCES CHOCHINILLO ANGUILAS AL ALL I PEBRE MARISCO PESCADO TORRADA DE CARNE - JN PRODUCCIONES. http://www.jntv.es/wp-admin/post.php?post=17026&action=edit